La importancia del registro de marcas

Las pymes y emprendedores son actualmente grandes desconocedores de los trámites de protección de la propiedad intelectual e industrial, con lo que deben recurrir a consultorías de calidad para la protección de sus marcas.

El incremento de la actividad empresarial en los últimos años ha supuesto un incremento en materia de registro de marcas, siendo el medio más utilizado el registro online de marcas  y patentes dejando al papel en un segundo plano.

Cuando se comienza un proyecto, el emprendedor tiene que tener clara la importancia de diferenciarse de la competencia mediante su marca, creando una identidad particular y distintiva de esa idea con respecto del resto. Tanto el nombre como el logotipo debemos conseguir que sean signos por los que nuestros clientes nos identifiquen y nos diferencien de la competencia. Así nace la marca.

Eso sí, si crear la marca es el paso uno; el paso dos debe ser protegerla mediante el registro en la OEPM (Oficina Española de Patentes y Marcas), que es quien otorga al empresario el derecho exclusivo a impedir que terceros comercialicen los mismos productos o similares con una marca tan parecida que pueda crear confusión al comprador. Hoy en día, la marca puede ser un símbolo de éxito en el mercado, por lo que es imperativo asegurarse de que se encuentra protegida en el mercado en que nos encontramos.

Está muy extendida la creencia de que sólo con registrar el dominio en internet o constituir la sociedad en el registro mercantil es suficiente para quedar protegido como marca, pero no es así. Esto sólo se consigue mediante el registro en la OEPM.

Registro de marcas en Santander

Diferencias entre marca, nombre comercial y denominación social

 

A continuación os mostramos la definición de la OEPM para cada una de ellas:

La marca es un signo que permite a los empresarios distinguir sus productos o servicios frente a los productos o servicios de los competidores.

El nombre comercial es el signo o denominación que identifica a una empresa en el tráfico mercantil y que sirve para identificarla, individualizarla y distinguirla de las demás empresas que desarrollan actividades idénticas o similares.

La denominación social es el nombre que identifica a una persona jurídica en el tráfico mercantil como sujeto de relaciones jurídicas y, por tanto, susceptible de derechos y obligaciones.

 

Si quieres ampliar esta o cualquier otra información sobre el registro de marcas, patentes … puedes ponerte en contacto con nosotros y te asesoraremos sin compromiso.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *